01/11/2016
ALUMNOS DE RÍO BUENO APRENDEN EN TERRENO SOBRE ECOSISTEMAS ACUÁTICOS EN VISITA A RESERVA BIOLÓGICA HUILO-HUILO

Iniciativa educacional busca propiciar el encuentro entre colegios y la ciencia y tecnología de Chile

01/11/2016
La Reserva Biológica Huilo Huilo sirvió de escenario para que estudiantes de Río Bueno pudiesen conocer in situ los ecosistemas acuáticos del Lago Pirehueico y el Río Fuy, gracias a la implementación del proyecto "Explorando la vida en el agua", en el que participaron alumnos de séptimo a tercero medio de la Escuela Rural Crucero.

La actividad se realizó en el marco del proyecto Cultura de Ciencia, Tecnología e Innovación (Cultura CTI), una experiencia piloto que busca propiciar el encuentro entre los establecimientos educacionales y la oferta de divulgación de la ciencia y tecnología existente en Chile.

De acuerdo con Verónica Toledo, bióloga de la Fundación Huilo Huilo, y encargada de esta iniciativa, a través de charlas y salidas a terreno dentro de la Reserva se pudo acercar a los alumnos al método científico. “Primero comenzamos con clases teóricas donde se abordaron las propiedades del agua, la definición de ecosistemas, y se explicó qué es la limnología, la rama de la ecología que estudia los ecosistemas acuáticos (lagos, lagunas, ríos y estuarios), las interacciones entre los organismos y su ambiente, que determinan su distribución y abundancia en dichos ecosistemas”.

Luego, los cerca de 25 estudiantes participantes, acompañados de 2 profesoras y 2 representantes del proyecto CTI, salieron a terreno para comparar las propiedades del agua del lago Pirehueico y del río Fuy desde parámetros físicos, químicos y biológicos.

“En la práctica, los alumnos se dividieron en cuatro grupos para tomar muestras en estos dos lugares a fin de medir PH, temperatura, conductividad, oxígeno y sólidos disueltos en el agua, visibilidad y, además se colectaron microalgas y organismos asociados a las piedras del fondo de las aguas”, explicó Verónica Toledo.

Para Susana Barrientos, docente de la Escuela Rural Crucero, "Explorando la vida en el agua", ha tenido una importancia muy grande para los alumnos de ese colegio porque pudieron trabajar en terreno, aplicar el método científico, observar su entorno fuera de una sala de clases, plantearse hipótesis y vivir experiencias reales en medio de un entorno natural.

“Los estudiantes quedaron encantados con el lugar, con las personas. Les gustó mucho trabajar con científicas. Cada vez que ellas hablaban las escuchan calladitos”.

Ahora, las muestras obtenidas por los estudiantes se irán a un laboratorio que analizará sus propiedades, y a fines de noviembre se conocerán los resultados que serán entregados a los alumnos de la Escuela Rural Crucero para que las estudien en clases.

“Este proyecto se puede replicar en Río Bueno porque acá también tenemos nuestras aguas que debemos cuidar y proteger”, aseguró la profesora Susana Barrientos.

<<<Volver