30/12/2018
ALCALDE VALDIVIA AFIRMÓ QUE “TODO AQUEL QUE OBRA MAL, AL FINAL LE IRÁ MAL” LUEGO DE QUE LA CORTE SUPREMA RECHAZARA RECURSO DE CASACIÓN INTERPUESTO POR EMPRESA LOCAL EN CONTRA DE LA MUNICIPALIDAD DE PANGUIPULLI

Alcalde Valdivia al momento de informar sentencia de la Corte Suprema a directores de servicios y dirigentes gremiales de la Municipalidad de Panguipulli

30/12/2018  
Mediante un comunicado de prensa el Alcalde de Panguipulli, Rodrigo Valdivia Orias, informó que “con fecha 27 de diciembre de 2018 la Corte Suprema de Justicia dictó sentencia  de manera unánime sobre el Recurso de Casación en el fondo interpuesto por la Empresa Aseo y Ornato JG SpA en contra de la sentencia pronunciada por la Corte de Apelaciones de Valdivia, que acogió en su oportunidad la excepción de incompetencia absoluta planteada por la Municipalidad de Panguipulli".

La sentencia del máximo tribunal del país, Causa Rol 49-2018, señala el edil, “es categórica al rechazar por unanimidad el Recurso de Casación en el fondo interpuesto por la Empresa Aseo y Ornato JG SpA, representada por el señor Jorge Gallardo Vera, con lo que finalmente se rechaza la acción judicial interpuesta en contra de la municipalidad, y que buscaba una hipotética indemnización de perjuicios al no haberse adjudicado una de las licitaciones más polémicas de los últimos años”, afirmó Valdivia.

Alcalde Rodrigo Valdivia Orias.

En cuanto al historial de este conflicto, el Alcalde Valdivia aseguró que “este se remonta al último período del gobierno comunal anterior,  en donde se licitó la provisión de mano de obra municipal por un período de cuatro años y con un monto total del contrato que excedía los tres mil millones de pesos”. Añade el edil que “al asumir la nueva administración, y verificar que el proceso no se encontraba adjudicado, se optó por revocar la licitación completa, ello motivado por una serie de vicios de legalidad en las bases de la propuesta pública”, hechos que, aseveró Valdivia, fueron  denunciados por él “desde que era concejal de la comuna”.

“Luego de la revocación, se solicitó el parecer de la Contraloría General de la República en orden a determinar la legalidad de los procedimientos. Dicho órgano señaló en su oportunidad que el actuar de la Municipalidad de Panguipulli se ajustó a derecho, particularmente por los vicios contenidos en las bases administrativas, en especial lo exigua de la boleta de garantía del contrato, la cual no resguardaba ni caucionaba los intereses municipales”, afirmó el edil.

Sin perjuicio de lo anterior, aseguró Valdivia, “la empresa buscó un respaldo judicial, deduciendo una acción denominada “reclamo de ilegalidad municipal”, con el objeto de obtener una compensación en dinero por los supuestos perjuicios sufridos por la revocación del proceso licitatorio, para lo cual acudió a la Corte de Apelaciones de Valdivia, entidad que de manera unánime desestimo la acción judicial al ser absolutamente incompetente para conocer la materia.  Ante el rechazo de la Corte de Apelaciones, el señor Jorge Gallardo, representante legal de la Empresa Aseo y Ornato JG SpA, se dirigió a la Corte Suprema por medio de un Recurso de Casación, el cual, tal como se adelantó, fue rechazado de manera unánime por los cinco ministros que integran la Tercera Sala de dicho tribunal”.

En palabras del Alcalde Rodrigo Valdivia, “lo anterior significa un enorme espaldarazo a la gestión municipal, particularmente al resguardo de la  legalidad de los procesos administrativos”. Añade el edil que la acción “no fue una decisión fácil de tomar, pues hubo mucha presión cuando asumí como alcalde para que le adjudicáramos a la empresa Aseo y Ornato JG SpA. Pero yo tenía más que claro que la licitación adolecía de vicios, ya que en las bases se exigió originalmente una boleta de garantía por un monto del 5% del valor del contrato, es decir 168 millones de pesos (el monto mínimo que exige la ley de compras públicas) con una vigencia mínima al 31 de diciembre de 2020, boleta de garantía que fue rebajada “misteriosamente” horas antes de cerrar la licitación por medio del Decreto Alcaldicio Nº 2.713 de 2016, estableciéndose que la suma de la boleta de garantía debía ascender a 14 millones de pesos renovables cada 4 meses, lo que resulta claramente impresentable, sospechoso e ilegal, razón por la que perseveramos en nuestra decisión de no adjudicar, aun cuando muchas  veces trascendió por los medios de comunicación que una autoridad política local aseveraba  que esta demanda estaba perdida, que el municipio incluso estaba y quedaría en franca quiebra, lo que en la especie nunca aconteció, independiente de la  desesperación y cálculos políticos. Primero nos respaldo la Contraloría; segundo, la Corte de Apelaciones de Valdivia y; tercero, la Corte Suprema, que  rechazó de manera unánime la acción judicial de la empresa Aseo y Ornato JG SpA., con cinco votos en contra del recurso interpuesto”, confirmó el edil.

Por otra parte, en su comunicado el alcalde adelantó que “hoy más que nunca seguiremos trabajando para cumplir con las promesas de campaña, que se van materializando y cumpliendo: firmamos un convenio con la Contraloría, para que ellos supervigilen de manera directa los procesos licitatorios. Subimos el porcentaje de transparencia municipal  de un 47% el año 2016, que nos dejo la ex administración,  a un 98% este año 2018. Seguiremos  trabajando con firmeza, aun cuando nos queda mucho por hacer, y seguirán siendo eje de nuestra gestión la  probidad y la  transparencia, baluartes que guiaran nuestras acciones con irrestricto apego a  la ley”.

Quiero felicitar, dijo el edil, “a nuestro equipo jurídico encabezado por don Helmuth Milling Torres, quien ha llevado esta causa, tanto en la Corte de Apelaciones como en la Corte Suprema, y a diferencia de otras municipalidades que deben contratar abogados externos o bufetes de abogados,  gracias al compromiso y dedicación de nuestro Asesor Jurídico, nacido y criado en Panguipulli, triunfamos en la Corte Suprema”.

También, agrega el alcalde, “agradezco el compromiso y entrega de los directores y de las dos asociaciones de funcionarios existentes en la municipalidad, ya que se ha trabajado de manera mancomunada entre los distintos departamentos en éste y otros proyectos, para seguir cosechando éxitos. Esta unidad entre los distintos equipos y directores  me obliga como alcalde a que les informe y comunique con preferencia a ellos, como muestra de respeto y deferencia a todos mis directores, tanto a los de confianza como a los de planta, que en definitiva permiten que sigamos avanzando por el bien de nuestra comuna, transmitiendo a través de ellos mi satisfacción a todos los funcionarios de la municipalidad”.

Para cerrar, dijo el edil, “reitero mi alegría por el resultado obtenido en la Corte Suprema, aunque quizás lo que más enaltece este triunfo es el compromiso de los jóvenes profesionales que ingresaron en esta administración, que son de Panguipulli, y que se esmeran para que se haga justicia, particularmente a mi asesor jurídico, don Helmuth Milling”.

Por último, en su comunicado el Alcalde Rodrigo Valdivia aseguró que “como cristiano, agradecido de Dios y producto de esta situación, no dejo de pensar este sabio refrán: “Todo aquel que obra mal, al final le irá mal…Puede que en un principio las cosas le salgan como las ha planeado, pero tarde o temprano DIOS se encargará de pasar factura, pues la JUSTICIA DIVINA es algo DE LA QUE NADIE PUEDE ESCAPAR…”, finalizó.

<<<Volver