27/08/2018: “Lo único que queremos es que se arregle, nada más que eso”
CONDUCTORES ADVIERTEN SOBRE LOS PELIGROS Y SE MANIFIESTAN POR EL PÉSIMO ESTADO DE CALLE MARTÍNEZ DE ROZAS, ENTRE PORTALES Y PEDRO DE VALDIVIA, EN PANGUIPULLI

27/08/2018
Pasa el tiempo y los conductores de todo tipo de vehículos continúan zigzagueando para evitar el deterioro que presenta el pavimento asfaltico, con el consiguiente peligro de accidentes, en la calle Martínez de Rozas, entre Diego Portales y Pedro de Valdivia, la principal arteria de Panguipulli, a un costado de la también principal plaza de la ciudad.

Son cientos los conductores que a diario circulan por la citada calle, que advierten y deben sortear los “eventos” o como se les quiera llamar, pero lo lamentable es que los responsables de solucionar el problema no toman cartas el asunto e irresponsablemente, señalan conductores entrevistados, a vista y paciencia de toda la comunidad han ignorado por largo tiempo la situación que se agrava con el pasar de los días.

Si bien, todos los conductores se ven perjudicados, sin excepción, con el consiguiente peligro de accidente, entre los más afectados están los colectiveros y, por otra parte,  los taxistas que estacionan a un costado de la plaza, quienes ven invadida su zona de seguridad y estacionamiento por quienes obligadamente deben esquivar los hoyos que se advierten en más de la mitad de la calzada derecha. A lo anterior se debe sumar otro deterioro, pocos metros más abajo, pero por la pista izquierda.

Lo paradójico es que a un costado del deteriorado pavimento asfaltico se instaló una señalética que da cuenta de la velocidad y que se está transitando por la Ruta CH-203, es decir, la Ruta Internacional Hua-Hum, en su paso por la zona urbana de Panguipulli. Lamentablemente el peligro y problema que presenta el asfalto no ha sido resuelto. 

Carlos Rebolledo

La verdad, señala el colectivero Carlos Rebolledo Leyton, “es que ese es un sector que viene dando problemas desde hace tiempo. Yo como conductor paso por ahí todos los días y aparte de esquivar hoyos, que cada día se van agrandando más producto del tráfico y de la lluvia, estamos propensos a algún accidente”.

“Si uno avanza desde arriba hacia el centro por el lado que corresponde, que es el derecho, al llegar a ese lugar uno se tiene que cambiar de pista hacia el lado izquierdo. Aparte de ser estrecho es una parte muy complicada, donde uno puede pasar a rozar a otro vehículo, y de hecho yo he visto algunos topones; los conductores alegan, se bajan de los vehículos y se producen altercados”, asegura Rebolledo.

El conductor afirma que este problema no es de ahora, “es de hace tiempo. He escuchado calmantes, las instituciones públicas se echan la culpa unas con otras, que (el responsable) es la municipal, que es el MOP, no sé, al final yo no sé quién será. Pero es algo que está dejando mucho que desear, ¡debe haber personas encargadas de eso!”.

“Pero yo lo veo desde otro punto de vista; uno todos los años paga su permiso de circulación. En el caso de los colectivos, golpeamos el vehículo, vivimos cambiando bujes, bandejas y cuanta cuestión. Yo no creo que cueste mucho colocar un parche como lo han hecho en otros lados, se ha demorado un poco, pero algo se hizo”, señala el conductor.

Rebolledo agrega que, como se puede advertir, “no es solamente a un lado de la calle, justo al frente de la plaza tenemos este bache en la pista derecha, 15 metros más abajo hay otro bache complicado en la pista izquierda”.

“La petición: bueno yo hablo por mí, por el rubro de los colectivos, aunque yo creo que todos los conductores pensamos exactamente lo mismo, y es que se termine de decir que la responsabilidad es de aquí, o que el responsable es otro. Para nosotros lo concreto es que se arreglen los hoyos, que los medios vengan de donde sea, eso a nosotros no nos interesa, nosotros como ciudadanos de Panguipulli queremos que esto se solucione”, dijo el colectivero.

Por último, Carlos Rebolledo sostiene que “el principal acceso a Panguipulli, donde confluyen todas las calles, donde llega el turista, el panguipullense, donde llega el transportista, está dejando bastante que desear. Lo único que queremos es que se arregle, nada más que eso”. 

Fernando Moraga

Por su parte, el taxista Fernando Moraga sostiene que “el estado de la calle, aquí, nos afecta bastante por el hecho de la pasada de los vehículo que se meten al lugar de estacionamiento que tenemos por lo que corremos el riesgo que nos choquen. En el uso diario de nosotros también nos afecta porque tenemos que evadir los “eventos”, es peligroso y así como está de deteriorado se puede tener fácilmente un accidente”.

Moraga también confirma que el mal estado de la ruta “viene de bastante tiempo, no sabría decirle cuanto, pero es desde hace bastante tiempo”, y añade que “no son los únicos “eventos” que tenemos, son varios. Es lamentable que esté así y que no se haga nada. Es momento que se den a conocer las cosas y que se puedan solucionar”, concluyó.

Francisco Catalán.

Mientras que Francisco Catalán, también taxista, manifiesta que “este es un problema grande, porque a nosotros varias veces casi nos han chocado por hacerle el quite a los hoyos. Frente al paradero rompió una empresa, puso cemento, usted ve que es un hoyo, y jamás ha venido a reparar. Más arriba es lo mismo, frente a la panadería está totalmente roto. Ha pasado mucho tiempo, nadie se ha hecho cargo de eso, esta es una ruta internacional y no debería estar en la condiciones que está”.

Catalán también concuerda que efectivamente el estado de la calle reviste un peligro para quienes circulan por la arteria. “Exactamente, cuando un pasajero va a subir a un auto tenemos que tener mucho cuidado. Le decía recién, los autos pasan demasiado apegados a los que están estacionados y se corre el riesgo que una persona abra una puerta y le van a llevar la puerta”.

“No sé quién tiene que ver con esto, todos queremos una solución. Nosotros desde hace mucho tiempo que estamos viendo lo mismo y hasta el día de hoy nadie se hace cargo”, asegura el taxista, no sin advertir: “usted mismo puede ver lo apegado que pasan los autos por esquivar los hoyos”.

Por último, Francisco Catalán señala que “la empresa que rompió acá dejó así y ellos no se han hecho responsables de reparar. Lo de arriba no sé, eso le corresponderá al Serviu al MOP o a  quien tenga que ver con esto, alguien tiene que ver, pero aquí no se ha hecho nada, cada día está peor, los hoyos están más grandes. Acá casi han chocado vehículos, porque el que va adelante frena brusco y los que vienen atrás si no están atentos a las condiciones ¡chocan! Ese es el problema que hay”, concluyó.

<<<Volver