24/01/2018: Entrevista de El Diario Panguipulli.cl
PÁRROCO DE PANGUIPULLI TRAS INCENDIO DE CAPILLA DE HUITAG E IGLESIA DE CALAFQUEN: QUEREMOS SENTIRNOS EN PAZ, NO PODEMOS ANDAR ATEMORIZADOS”…. “ESPERAMOS QUE LAS POLICÍAS PUEDAN HACER SU TRABAJO Y TAMBIÉN LA JUSTICIA EL SUYO”

Padre Alejandro Gutiérrez Manríquez, Párroco de Panguipulli.

24/01/2018
Para los fieles de la Capilla Santa Inés de Huitag, la cual fue incendiada la madrugada del miércoles 17 de enero, y para los feligreses de la Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria, que se vio afectada por un incendio la madrugada del sábado 20 de enero, no será fácil sobreponerse a la pena y por el enorme daño ocasionado.


Incendio Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria de Calafquen.

Para el Párroco de Panguipulli existe preocupación, porque hechos de violencia han llegado a la  región, con los incendios que ocurrieron de la nada, ello provoca tristeza en la Parroquia San Sebastián.

A pesar de aquello se sigue avanzando con las obras en torno al Templo San Sebastián de Panguipulli, de pasó el Padre Alejandro Gutiérrez Manríquez aclaró que la televigilancia, la pavimentación y la instalación de portones en terrenos que son de la Iglesia se deben a obras que estaba planificadas con anterioridad, y en ningún caso obedece a los hechos lamentables ocurridos la semana pasada.

En entrevista de El Diario Panguipulli.cl, el Párroco de Panguipulli, Padre Alejandro Gutiérrez Manríquez, en un tono sereno aseguró que no sabe de ninguna amenaza hacia el Templo San Sebastián, un ícono de Panguipulli que fue construida el año 1947 inspirado en modelos que solo se ven en Suiza,  una obra del Sacerdote Capuchino  Bernabé de Lucerna, y que hoy se mantiene en pié siendo una de las postales que identifican al sur de Chile. Sobre esa  iglesia tampoco se ha pedido protección policial, confirmó el sacerdote.

Incendio Capilla Santa Inés de Huitag.

En cuanto a la capilla e iglesia incendiadas, el párroco afirmó que “nosotros estamos con tristeza, porque  son casas de oración (las que se han destruido), donde constantemente se reúne la comunidad. La Iglesia de Calafquen reviste una importancia muy grande para los fieles de aquella localidad, y lo mismo ocurre con los fieles de la Capilla de Huitag”.

El sacerdote también aseguró que “existe preocupación porque hechos de violencia han llegado a nuestra región, esperamos que puedan terminar. Aunque no tenemos certeza científica de cómo se inició el fuego (en ambos incendios) hay muchas sospechas que esos han sido provocados por terceras personas, ya que ambas capillas no contaban con luz eléctrica, tampoco habían tenido servicios religiosos los días previos para que uno pueda presumir que quedó alguna vela encendida, aquí el fuego nació de la nada”.

El párroco encuentra preocupante lo del Incendio de la Iglesia de Calafquen, “porque casas donde viven las hermanas se encuentra a unos metros del templo, y si no es por los ladridos de los perros las religiosas quizás no despiertan y hoy habríamos estado lamentando una tragedia mucho más grande”.

Más adelante, el Padre Alejandro afirmó que “en el fondo sabemos que quienes pueden provocar estos incendios; son grupos reducidos, que no representan para nada a la sociedad civil, porque nadie está de acuerdo con este tipo de violencia. Llamamos a poder manifestarse de una forma más legitima para que se pueda cumplir lo que dijo el Santo Padre: “Que la violencia en muchos casos hace mentirosa a las causas más justas”.

“Aquí hay muchas causas que son justas en lo que ellos reclaman, pero con hechos de violencia se pierde realmente el núcleo de tantas necesidades que hoy como sociedad tenemos que responder, y eso es un llamado a todos nosotros”, dijo.

El párroco añade que “la gente debe tener presente que en Calafquen existe una obra que las religiosas han realizado en toda esa zona por más de ochenta años, una Misión que no tan solo se ha dedicado a la liturgia y al culto. Puede que existan diferencias de opinión las cuales son respetables, pero ahí ha existido un tremendo trabajo social. Ellas mantuvieron por muchos años una escuela y educaron a muchas personas de Cerro Pitrén y de Calafquen. Yo conozco el agradecimiento que las comunidades tienen hacia las religiosas, eso es importante tenerlo siempre presente”.

“La violencia no conduce a nada, al contrario, llama a más violencia, trae desconcierto y preocupación, y nos olvidamos de lo que es fundamental. Me uno a las palabras de los obispos y del Santo Padre en la Misa de Maquehue, hay situaciones de  injusticia que vienen de muchos años. Está el tema social en La Araucanía y en una parte de la Región de Los Ríos, por lo tanto se deben buscar métodos para poder subsanar muchas situaciones que se han vivido por muchos años. Cuando aparecen estos casos de incendios, de violencia, obviamente que se pierde el foco de lo que es importante, es por eso que se debe retomar el dialogo. Aquí debe existir un compromiso del gobierno de turno y del gobierno que vendrá. Esto no solo se debe tomar como un tema de gobierno, sino que es un problema de Estado, y por lo tanto habrá que buscar una solución que pueda ser sostenible en el tiempo”, afirmó el Padre Alejandro.

NO HEMOS RECIBIDO NINGÚN  ANTECEDENTES DE QUE EL TEMPLO SAN SEBASTIÁN ESTÉ EN PELIGRO

Templo San Sebastián de Panguipulli.

Por otra parte, el Padre Alejandro aclara que “nosotros no hemos recibido ningún antecedente de que el Templo San Sebastián de Panguipulli esté en peligro. Incluso yo me acerqué a la Guardia de carabineros a consultar y tampoco ellos tienen antecedente alguno. Nosotros jamás hemos pedido la presencia constante de carabineros, y cuando hemos recurrido a ellos es porque viene gente a altas horas de la noche y, además, por resguardo de las personas que viven alrededor del templo, donde no solo viven los sacerdotes, también hay otras familias. Pero, producto de los incendios de Huitag y Calafquen nosotros no hemos pedido resguardo policial. Si ellos han tenido la delicadeza de venir, eso no es producto de que se haya pedido una protección especial”.

“Insisto, no conocemos de una amenaza hacia el Templo de Panguipulli, sino que solo son medidas que se van tomando por la preocupación de los fieles producto de ambos incendios (Huitag y Calafquen), y creo que es justa porque cualquier persona que ha vivido una situación similar en su hogar o en la de un familiar se van a tomar medidas que puedan aminorar el peligro. Si hay que tomar medidas las vamos a tomar, pero dentro de una sensatez, algo normal y que pueda existir una convivencia de tranquilidad. Queremos sentirnos en paz, no podemos andar atemorizados”, dijo el párroco.

“Ahora, obviamente que cuando se producen estos incendios, todos miramos al querido Templo de Panguipulli. Sabemos que tenemos que tomar algún tipo de medidas como las toma cualquier vecino que resguarda su casa. No queremos provocar una psicosis en la comunidad, sino que llamamos a la tranquilidad. Son situaciones adversas, son situaciones que preocupan no tan solo al mundo católico sino que a toda la comunidad de Panguipulli. Esperamos que las policías puedan hacer su trabajo y también la Justicia el suyo”, pidió el sacerdote.

OBRAS DE MEJORAMIENTO EN EL ENTORNO DEL TEMPLO SAN SEBASTIÁN

Mejoramiento Pasaje Capuchinos.

El párroco también manifestó que “muchos se han dado cuenta que hemos iniciado el proyecto de la pavimentación de las calles del templo, eso trae la instalación de dos portones, uno al inicio y otro al final del Pasaje Capuchinos, ello con el objetivo de ordenar los estacionamientos porque se debe dar seguridad a todo el entorno del templo. El segundo portón estará a la altura de la Capilla Velatorio para proteger el Santuario de San Sebastián y la parte interior de toda la parroquia. También se contempla televigilancia, todos son proyectos que vienen con mucha anterioridad, no son obras que se estén realizando producto de los últimos acontecimientos de Huitag y Calafquen”.

<<<Volver